Crianza de pollos responsable

Crianza de pollos responsable - Imagen via Wikipedia

Se ha dicho mucho sobre las técnicas para la crianza de pollos, cosas buenas y cosas malas.

Dentro de las críticas a esta crianza de aves se mencionan las técnicas reproductoras masivas, el consecuente  maltrato a los animales y uso abusivo de químicos, los tratamientos hormonales para engordar y hacer crecer a los pollos y en general, el poco sentido de bienestar animal con que las criadoras se manejan, llegando a considerarse que se ven a sí misma como meras desplumadoras, destazadoras y empaquetadoras.

Sin embargo, la crianza de pollos no tiene por qué ser una muestra de la crueldad humana.  Las tecnología actual puede hacer la vida de estos animales menos trágica y hasta más de acuerdo con sus ciclos naturales de vida.

Las rosticerías están en todos los barrios

La rosticería del barrio. - photo credit: sietecoyote

Aún así, mientras primen las intenciones puramente económicas, la tentación de crianza de pollos masiva para ganar la mayor cantidad de dinero posible es mucha.  Si bien debe existir leyes y regulaciones al respecto, la única herramienta verdaderamente útil y duradera es la conciencia social de los consumidores.  Exigir de sus rosticerías favoritas pollos que provengan de criadoras responsables y preferir aquellas que lo hacen es la manera más directa de tener un impacto a favor de los pollos, y de nuestra salud finalmente.

Esto no solo debería ser una buena práctica, sino una obligación, toda vez que nuestros niños y seres queridos comen esa carne.  Más valdría que proveniese de pollos sanos y bien nutridos.  Muchas veces pecamos por omisión, por no querer saber… hasta que algo sale mal.

No related posts.